Imprimir
Categoría: Investigación y debates

En la Universidad Andina Simón Bolívar se presentó la obra denominada América Latina y el Caribe frente al nuevo orden mundial: poder, globalización y respuestas regionales.

En la cita estuvieron los coautores del libro, en el que también colaboró el actual ministro de Defensa de Ecuador, general de división en servicio pasivo Oswaldo Jarrín, quien, realizó su colaboracion antes de asumir sus actuales funciones.

El texto aborda la transición que vive el sistema internacional que tiene altos niveles de incertidumbre y de transformaciones aceleradas, con cambios que implican desplazamientos y reconfiguraciones geoeconómicas y geopolíticas, a escala global como lo explica su editor, el argentino Andrés Serbin, presidente de la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales.

El académico agregó que tanto América Latina como el Caribe atraviesan por una coyuntura compleja de recomposición de sus capacidades, de una búsqueda colectiva, bajo nuevos parámetros, de una inserción internacional.

De su parte Jarrín señala que los cambios que se observan en las relaciones internacionales, particularmente durante el último siglo –desde el inicio de la Guerra Fría en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial hasta la segunda década del presente milenio– requieren esclarecer cuál ha sido el análisis o código geopolítico que, a través de la historia reciente, ha promovido la política exterior de los países. Es decir, cuál ha sido la visión y el imaginario coyuntural y prospectivo que ha orientado el poder de los Estados y de las potencias para diseñar políticas exteriores que, a su vez, han ido revolucionando el concierto internacional”.

Jarrín, quien ha realizado antes otras publicaciones, colaboró con su pensamiento sobre Fracturas Globales en el nuevo orden mundial, acerca del cual señala las tendencias actuales en las relaciones internacionales.

Sobre el tema, puntualiza que la primera de estas tendencias constituye la estrategia de seguridad radical antiterrorista, elaborada por el entonces presidente George Bush, incluyendo la posibilidad de realizar ataques preventivos y anticipados para preservar una paz que favorezca a la libertad.

La segunda tendencia, de importancia en el presente milenio y que será mantenida por largos años en el futuro, se refiere a la disputa geoestratégica, derivada de la confrontación propia de la Guerra Fría, agregó.

Fuente: defensa.gob.ec