Con la presencia del ministro de Defensa Nacional, Dr. Jorge Menéndez, se llevó a cabo la celebración del mid winter, o día de la confraternidad antártica, donde se celebra la noche más larga del año y que marca el inicio del invierno en la Antártida.


Previo a la reproducción del saludo enviado por los compatriotas que se encuentran desarrollando actividades en la Base Científica Antártica Artigas, el Dr. Menéndez aprovechó la oportunidad para «reiterar y destacar la importancia y la trayectoria que nuestra Nación tiene en el continente blanco».

La Antártida y el Tratado que la administra, constituyen un modelo único en el mundo de relacionamiento entre personas y naciones. Es el único continente dedicado -exclusivamente- a la paz y la ciencia, donde los científicos y las naciones cooperan entre sí como forma de vida y desarrollo sinérgico; donde las prioridades son el medio ambiente y la investigación científica.

Entre los objetivos del Instituto Antártico para el mediano plazo, informados por su titular, Daniel Núñez, este jueves 21, Día de la Confraternidad Antártica, se destaca aprobar una política general antártica, implementar un plan de desarrollo energético y de gestión ambiental, otro para las aguas grises de la base uruguaya, instalar un invernadero robotizado, firmar memorandos de entendimiento y gestionar un plan educativo.

En la celebración, en la Torre Ejecutiva, además del ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, estuvieron los subsecretarios de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Jorge Rucks, y de Industria, Energía y Minería, Guillermo Moncecchi.

La ocasión fue oportuna para informar los aspectos sobresalientes de la campaña antártica de verano 2017-2018, «la más importante de los últimos 10 años», según palabras del presidente del Instituto Antártico, Daniel Núñez.

La ampliación del laboratorio, el inicio de un proyecto de energías renovables, la creación de una Dirección de Asuntos Antárticos y Atlántico Sur, de un Gabinete Interministerial y de un Centro de Capacitación Antártico son algunos de los aspectos mencionados por el jerarca.

Núñez informó que los objetivos para el largo y mediano plazo comprenden la aprobación del marco normativo de la política general antártica, que incluye la política científica, la elaboración de un plan estratégico de desarrollo energético y de gestión ambiental, un plan estratégico para las aguas grises de la base, la instalación de un invernadero robotizado para autoabastecimiento y la firma de memorandos de entendimiento con España, Canadá y Suiza.

La Antártida tiene mucho para contribuir científicamente con los uruguayos y, por tal motivo, «tenemos el deber de llevar nuestras investigaciones al continente americano y convertirla en una base científica y logística avanzada», explicó Núñez.

«Tenemos una estación que queremos reconvertir en una estación académica de la mano de la Facultad de Ciencias», dijo, y al respecto mencionó la iniciativa de implementar un plan estratégico educativo a 3 años.

Por su parte, Jorge Rucks, destacó que los avances experimentados por Uruguay se deben a la convicción de las instituciones de fortalecer la presencia uruguaya en la Antártida y coincidió con que el instituto debe permear todas las actividades que se realizan en ese continente.

Fuente: mdn.gub.uy