Una aeronave P3B Orión de la Armada Argentina, dependiente del Ministerio de Defensa, sobrevoló por segunda vez la península antártica para asistir a la embarcación de bandera panameña Uruguay Reefer que se declaró en emergencia en esa zona.

El avión, perteneciente a la Escuadrilla Aeronaval de Exploración de la Armada Argentina, despegó de la Base Aeronaval Almirante Zar, en Trelew, Chubut, y realizó un segundo sobrevuelo al buque mercante que sufrió el viernes último un ingreso de agua no controlado en su bodega 2, a 180 kilómetros al norte de la península antártica.

Ese mismo viernes, el Orion efectuó un primer sobrevuelo constatando que el buque –de 150 metros de eslora, 22 de manga y con 42 tripulantes a bordo–, se encontraba inclinado a su izquierda.

Por radio el capitán del navío informó que los tripulantes estaban bien y que el barco se encontraba con propulsión, poniendo rumbo directo hacia las Islas Malvinas para recibir apoyo de dos buques pertenecientes a su empresa.

En la mañana del sábado, el buque mercante, que transportaba carga refrigerada, informó al Centro Coordinador de Búsqueda y Rescate de Ushuaia, abocado al desarrollo del caso SAR (Search and Rescue), bajo el Comando del Área Naval Austral, había comenzado a tener un lento ingreso de agua también en las bodegas 1 y 3 y que estaban trabajando con bombas sumergibles.

También informó que se había encontrado con el buque mercante Taganrogskiy Zaliv a 200 millas náuticas (360 kilómetros) al sudeste de las Islas Malvinas y que se encontraba listo para brindarle asistencia.

Pero poco después, el capitán informó que el buque ya estaba a la deriva (sin propulsión y a merced del mar) con gran ingreso de agua en la bodega 1, la bodega 2 inundada, y la bodega 3.

Horas atrás, en una nueva comunicación, se informó que había iniciado la maniobra de amadrinamiento (juntarse) con el Taganrogskiy Zaliv y se había evacuado a la tripulación para que continuase a bordo de ese buque en forma directa hacia Puerto Argentino.

Ante este informe y por no encontrarse comprometida la vida de los tripulantes, se cerró el caso SAR. No obstante, por ser un peligro para la navegación del resto de los buques que haya un barco a la deriva sin tripulación, la Armada Argentina coordinó para que el Servicio de Hidrografía Naval (SHN) emitiera con carácter urgente el radioaviso a todos los navegantes en la zona.

Asimismo se coordinó con la empresa para que destacara a otra de sus unidades que operaban en slas inmediaciones y que efectúe el seguimiento del Uruguay Reefer hasta constatar fehacientemente su hundimiento e informar el punto del mismo.

Al mismo tiempo, la Armada Argentina destacó una aeronave de exploración P3B Orión para que realice un segundo sobrevuelo y observe el estado del buque mercante a la deriva.

Dadas las características de esta situación particular, la Armada, como autoridad nacional de Búsqueda y Salvamento Marítimo, continúa efectuando las comunicaciones y coordinaciones necesarias al respecto con otras Agencias del Estado.

Para el caso de ser necesario brindar apoyo, el Comando del Área Naval Austral en Ushuaia destacó al aviso ARA Islas Malvinas hacia el Apostadero Naval Luis Piedra Buena, ubicado en Puerto Parry, Isla de los Estados.

Fuente: mindef.gov.ar