El presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró el visto bueno a la decisión de su homólogo de Colombia, Juan Santos, de reforzar la seguridad en la frontera común, y anunció que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, se comunicó con su par colombiano para fijar este fin de semana la fecha de una reunión en la que se planteen propuestas conjuntas.

“Aspiro que muy pronto se den estas conversaciones y podamos tener un plan integral de paz y seguridad”, dijo sobre los encuentros que también involucrarían a los ministros de Exteriores de ambas naciones, Jorge Arreaza y María Holguín.

En rueda de prensa nacional e internacional, efectuada este jueves en Caracas, el jefe de Estado mostró la carta que le envió Santos recientemente invitándole a sostener una reunión, aproximación que considera debe realizarse sobre las premisas de la comunicación directa, el respeto y la paz.

Relaciones estrechas a pesar de diferencias ideológicas

El mandatario venezolano resaltó que las diferencias ideológicas de los gobiernos que hoy rigen cada nación no deben ser obstáculo para la coordinación de planes binacionales en favor del bienestar de ambos pueblos. Llamó la atención sobre el hecho de que los países mantienen un vínculo indisoluble, por el que los jefes de Estado están obligados a mantener y mejorar sus relaciones.

“Estamos obligados por la historia, por la geografía, y por Dios, a entendernos”, sentenció.

Sumisión a EEUU

Maduro lamentó que la política exterior del país vecino esté subordinada a los intereses y dictámenes de Washington, como el mismo mandatario colombiano se lo ha hecho saber.

Presidente colombiano Juan Santos se da la mano con el Secretario de Estado de EEUU Rex Tillerson, en Bogotá, Febrero 6, 2018. / AFP

“Él (Santos) me ha dicho en reuniones privadas: ‘Usted sabe que mis amigos son los del norte’ “, reveló el jefe de Estado y apuntó que eso coincide con que las acciones de aumentar la presencia militar en la frontera con Venezuela se hayan ejecutado justo entre la gira del secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, y la visita del jefe del Comando Sur, Kurt Tidd, a Tumaco, Colombia.

Esta situación debe contemplar la amenaza de invasión militar que Estados Unidos promueve por la región contra Venezuela, ataque para el que se ha preparado con ejercicios militares intimiditorios realizados en zonas fronterizas cercanas al país caribeño.

Ante ello, el presidente Maduro aseguró que confía en que las fuerzas armadas vecinas no se prestarán para atacar a su pueblo hermano.

“Me consta que en filas militares colombianas respetan la soberanía de Venezuela”, aseveró.

Revés de la acción infame

No obstante, el presidente Maduro considera que las acciones de Santos pueden terminar en saldo positivo para ambas naciones, puesto que la zona fronteriza ha sido un territorio prolífico en acciones delictivas y abandonado por el gobierno neogranadino.

“Ahora yo pensando bien lo que Santos a anunció, a pesar de que la motivación sea infame, se le puede dar la vuelta y conseguir una solución para la seguridad de la región“, sugirió.

Santos en el Palacio de Corondolet, Quito, donde se reunió con el presidente Maduro para tratar situación fronteriza, 2015. AVN

Reiteró la denuncia de que el pueblo venezolano es víctima de flagelos como el contrabando y el paramilitarismo, provenientes de territorio colombiano, que afectan negativamente la economía y la tranquilidad de la población venezolana en esas zonas.

“Necesitamos un plan de coordinación punto a punto, bien dirigida (…) Hay que reforzar las medidas de seguridad contra la extracción ilegal de gasolina, el contrabando de productos, tráfico de drogas, contra el paramilitarismo, todos los males que nos vienen de la frontera con Colombia por eso celebro y apoyo la decisión de Juan Manuel Santos de reforzar su seguridad militar”, desarrolló.

Fuente: mindefensa.gob.ve