El viceministro de Defensa Felipe Vega de la Cuadra informó hoy que el país planea incrementar sus 200 millas náuticas. Para el efecto se demostrará que el fondo marino es continuidad del territorio nacional, a través de una embarcación que medirá el relieve del fondo marino.

Esto se probará porque desde Galápagos existe una extensión del Ecuador que va desde la cordillera de Carnegie, pasando por la cordillera de Cocos y llegando hasta la cordillera de Colón.

“El hecho de que nosotros demostremos que tenemos esa extensión submarina, nos da derecho a reclamar soberanía sobre el fondo del mar desde la milla 200 hasta la 350. Para ello debemos hacer un levantamiento de la geodata submarina, de 345 mil kilómetros cuadrados”, puntualizó.

Añadió que por medio de esta tarea, el país obtendrá recursos minerales del fondo marino no comparables con los que existen en la corteza terrestre. Entre ellos están los sulfatos polimetálicos, nódulos de manganeso, entre otros, que son utilizados por la industria.

Esto representa un reto, que se debe hacer, manifestó, pues es probable –de no hacerlo– que empresas transnacionales se apropien de estos recursos al no tener quien los reclame.

Para que esto se cumpla, el presidente Lenín Moreno, mediante el Decreto número 291 –emitido a inicios de este año– creó el Comité para el Establecimiento de los Límites de la Plataforma Continental.

El ente se encuentra conformado por delegados de la Cancillería, Ministerio de Defensa, Armada, así como la Secretaría de Planificación y Desarrollo (Senplades), que tienen la tarea de coordinar los esfuerzo para que en el 2022 se presente ante Naciones Unidas el derecho sobre 150 millas de fondo submarino, lo que convierte a esta nación en una de las que tenga el territorio más grandes de América Latina.

Vega recordó que esta es una vieja aspiración del país que es recogida tanto por las Naciones Unidas como por la Convención del Mar (Convemar).

Fuente: defensa.gob.ec